DIMENSIONES

Thursday, May 04, 2006

ALTERAR LA TERCERA

En este particular espacio se toca un tema de las dimensiones que me falta tocar en este blog, y es un tema bastante particular que pasa desde hace agnos con el LSD y actualmente con el popular yahe. Es el alterar la consciencia para experimentar estados mentales, que pretenden elevar la consciencia a dimensiones distintas.
http://web.stlawu.edu/clas/insidethearea/cutler/cutler.pdf

LA CUARTA DIMENSION


Esta pagina ilustra de una estupenda manera flatland, en otras palabras, con imagenes, animaciones y evolucionando el concepto de la cuarta dimension.

TEORIA DE LAS CUERDAS

Esta teoria pretende descifrar de que esta hecho el mundo apartir de observar eso que va mas alla de lo que se creia como escencial; el atomo. http://www.nuclecu.unam.mx/~alberto/physics/cuerdas.html

Tuesday, April 25, 2006

investigando sobre el tema me he encontrando con todo tipo de cosas entre ellas unas tan curiosas como en www.mind-surf.com la informacion tiende a ser un poco esoterica pero hay cosas interesantes.

LA CIENCIA A PUNTO DE COMPROBAR OTRAS DIMENSIONES

LA CIENCIA SE ENCAMINA A UNA NUEVA REVOLUCIÓN:
LA COMPROBACIÓN DE NUEVAS DIMENSIONES EN NUESTRO UNIVERSO
[para los que nececitan un sustrato científico]

Noticiero de Ciencia y Tecnología
23 FEBRERO 2003
NOTICIENCIA MÉXICO
RODOLFO GARRIDO COTHAM

18 de Febrero del 2003. (Física) El concepto de la existencia de otras dimensiones físicas, más allá de las actualmente conocidas, fue rechazado como algo sin sentido incluso por uno de sus promotores, hace casi 90 años. Ahora, sin embargo, podrían ser la solución para explicar algunos problemas de la física de partículas, la cosmología y la física gravitatoria.

Según un grupo de expertos sobre la cuestión, reunido el pasado 15 de febrero, en Denver, podríamos estar a sólo unos años de una auténtica revolución científica. Joseph Lykken, de la University of Chicago y del Fermi National Accelerator Laboratory, cree que no es frecuente que se produzca una confluencia de ideas y de experimentos como la presente, que podría llevarnos al descubrimiento de la existencia de estas dimensiones "extra".

La teoría de cuerdas, desarrollada durante las dos últimas décadas, requiere que el espacio-tiempo contenga hasta siete dimensiones adicionales si se desea que incluya a la gravedad. Los expertos sospechan que hay algo que falta en este modelo. Parece haber más partículas y fuerzas de las que necesitamos, y operan de formas más complicadas de lo que deberían.

La existencia de otras dimensiones podría ayudar a explicar estas complejidades. Nuevos experimentos realizados en el Fermi National Accelerator Laboratory están produciendo resultados que no encajan en el modelo estándar. La actualidad de la física de partículas, la física gravitatoria y la cosmología nos recuerda a cuando la mecánica cuántica empezó a adoptar una forma coherente, en los años 20 del siglo pasado. Para Sean Carroll, también de la University of Chicago, la existencia de otras dimensiones podría ayudarnos a resolver dos misterios cosmológicos: cuáles fueron las condiciones iniciales del universo, y qué es la misteriosa energía oscura que está acelerando su expansión.

Los físicos también proponen que la energía oscura estaría gobernada en parte por lo que sucede en las cuatro dimensiones conocidas, y en parte por lo que pasa en las otras dimensiones. Reconocer la existencia de estas últimas podría ser la luz que nos permitiera entender todo el proceso. Un cambio de perspectiva como éste quizá bastará para resolver todos nuestros problemas a un tiempo.

http://hep.uchicago.edu/cdf/smaria/ms/aaas03.html

multidimensionalidad del universo 1

Nuestro Universo tendría seis dimensiones ocultas
Un nuevo modelo establece patrones numéricos del 3 y el 7 para la evolución cósmica

Nuestro Universo, además de las tres dimensiones conocidas, tendría seis dimensiones más ocultas, según un modelo matemático que ha recreado las condiciones iniciales de la formación del Universo. El modelo establece que la formación de dimensiones no es aleatoria, sino que se basa en patrones que combinan entre 3 y 7 posibilidades, y considera plausible la existencia de más universos con otras combinaciones dimensionales, si bien el de tres dimensiones aparece como el más interesante y complejo. Por Eduardo Martínez.


Nuestro Universo tendría tres dimensiones espaciales visibles y seis ocultas, según un nuevo modelo teórico elaborado por Andreas Karch, de la Universidad de Washington, y Lisa Randall, de la Universidad de Harvard. Habría asimismo otros universos con siete dimensiones espaciales visibles y dos compactas, según el mismo modelo, que demuestra teóricamente que la naturaleza favoerece la creación de universos con tres o siete dimensiones visibles, sin recurrir a otras combinaciones. Los resultados de esta investigación han sido publicados este mes en Physical Review Letters y fueron anticipados en versión integra por Arxiv el pasado agosto.

Según la Teoría de las Supercuerdas, el Universo tiene como mínimo diez dimensiones, nueve dimensiones espaciales y una temporal, pudiendo elevarse a once el numero de dimensiones posibles según te Teoría M. Sin embargo, hasta ahora no se sabía si las combinaciones de estas dimensiones podían ser aleatorias (dos espaciales, siete ocultas, cuatro espaciales, tres ocultas…) o respondían a un patrón cósmico.

Lo que han hecho Karch y Randall es utilizar las matemáticas para calcular cómo habría sido la formación del Universo inmediatamente antes y después del Big Bang, esa gran explosión cósmica que se cree dio origen a la vida, la materia y el pensamiento. Y descubrieron que la evolución del Universo responde a un patrón numérico para determinar las dimensiones que estructuran cada manifestación física.

Los primeros momentos

Karch y Randall modelaron cómo se habría organizado el Universo en los primeros momentos y cómo se expandía y se diluía. El modelo evolucionó espontáneamente y encontraron que las branas (membranas multidimensionales características de ese momento cósmico) se diluían, mostrando las que sobrevivían entre tres y siete dimensiones. Las branas existen en varias dimensiones espaciales, del uno al nueve, y son consideradas como objetos dentro de la llamada Teoría de las Supercuerdas.

Los investigadores han descubierto que el cosmos evolucionó y que dichas branas se fueron concretando, sobreviviendo y desplegándose siempre en tres o siete dimensiones. Ellos creen en consecuencia que nuestro Universo comenzó formando estas branas según se expandía, lo que ha sido denominado “principio de relajación” (relaxation principle), que es un principio de selección por el cual el Universo “elige” naturalmente entre el vacío y la configuración de formas en el mayor número posible.

Lo que estableció este modelo es que las branas se generan siguiendo los patrones numéricos del 3 y el 7, creando así las universos de diferentes combinaciones de dimensiones. En nuestro Universo todo lo que vemos y sentimos está contenido en una de esas branas, que en nuestro caso es tridimensional.

Eso es lo que Randall y Karch han inferido de las matemáticas. Los investigadores señalan además que existen otras realidades que podrían hallarse escondidas para nuestra percepción en el Universo: regiones en cinco dimensiones, en nueve, etc., que los humanos no podemos percibir, pero cuya geometría empieza a ser descrita por las matemáticas. Hay regiones que se experimentan en 3D. Hay regiones que se sienten 5D. Hay regiones que se sienten 9D. Estas dimensiones extras son infinitamente grandes. Nosotros sólo estamos en un lugar que se experimenta en 3D para nosotros, asegura Karch en un comunicado de la Universidad de Washington.

Variación del universo en otras dimensiones

En una realidad tridimensional, fuerzas como el electromagnetismo (la interacción electromágnetica es la que se da entre las partículas con carga eléctrica) operan sólo tridimensionalmente y se comportan según las leyes tradicionales de la física: su fuerza disminuye con la distancia. Pero los investigadores señalan que, en el caso de la gravedad, ésta atraviesa todas las dimensiones, incluso aquéllas que no reconocemos con nuestra percepción.

Según ellos, la fuerza de la gravedad, en las siete dimensiones, disminuiría mucho más rápidamente que en el mundo de tres dimensiones. Una alteración de este tipo en la gravedad, generaría una realidad tremendamente extraña: por ejemplo, no habría planetas que girasen alrededor del Sol con órbitas estables. No se puede definir cómo sería ese mundo de siete dimensiones, porque es imposible de imaginar para nuestra percepción, pero en cualquier caso, los sistemas planetarios no existirían tal y como los conocemos.

¿Qué habría al otro lado del universo? Según Karch, en un mundo de siete dimensiones la fuerza de la gravedad sería muy débil, y no habría planetas orbitando alrededor de estrellas. La vida, e incluso la existencia tal y como la conocemos, no podría desarrollarse en ese tipo de universos. La posibilidad de tener galaxias, estrellas y sistemas planetarios hace a nuestro Universo el más interesante y complejo de la diversidad dimensional.

Thursday, April 20, 2006

¿Es el universo plano?

M. A. Gómez


Según la noticia con la que los medios de comunicación nos han bombardeado desde hace unas semanas, el Universo es plano. Pero, ¿esto qué quiere decir? ¿Es acaso el Universo como un campo de futbol o como la superficie de una mesa? ¿Está el Universo espachurrado hasta parecer como una hoja de papel? Si es esto lo que nos quieren decir, la verdad es que no habría que prestarles demasiada atención. Nuestra experiencia más directa nos muestra que esto no puede ser así. Por ejemplo, sabemos que la Tierra, el planeta en que vivimos, y todo lo que la rodea, la Luna y el Sol, etc., no cumplen esa condición. ¿Que ocurre entonces?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el concepto plano no tiene el mismo significado en ciencia que en nuestra vida cotidiana.

La teoría de la relatividad general de Einstein propone que la geometría del espacio está directamente relacionada con la cantidad de masa y energía presente en el Universo. Einstein además creía que sus ecuaciones sólo eran compatibles con un espacio curvo. Pero en 1929, Hubble propuso una teoría en la que se acepta que el Universo se encuentra en expansión, de forma que las ecuaciones de la teoría de la relatividad eran ahora compatibles con cualquier tipo de geometría. El que tenga un tipo de geometría u otra determina las propiedades del Universo y cuál será su evolución. Lo que está en juego no es determinar el aspecto del universo sino sus propiedades.

Durante muchos años se ha intentado medir, a la luz de diferentes teorías, los parámetros cosmológicos para determinar la geometría del Universo. Con el tiempo se han ido aproximando medidas de la densidad de materia y energía, incluyendo la materia oscura que no podemos ver directamente, pero la incognita sigue estando ahí. Un experimento realizado recientemente por un equipo de científicos de Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Canada que participan en el Proyecto Boomerang ha proporcionado unos datos que parecen apoyar la hipótesis de un universo con un grado de curvatura 0, es decir plano.

Pero tan solo se trata de un experimento más, cuyos resultados interpretados en el marco de una teoría concreta apoyan una determinada hipótesis. El problema está lejos de solucionarse, habrá que seguir poniendo a prueba esas hipótesis y teorías.

¿Qué quiere decir que el universo es plano?

Como ya se ha dicho el concepto plano no significa lo mismo en física que en la vida cotidiana, pero nuestro conocimiento del mundo que nos rodea puede ayudarnos a intentar comprender lo que quieren decir los físicos. Todos estamos de acuerdo en que una hoja de papel extendida sobre una mesa constituye una superficie plana. Mientras que, si cogemos esa hoja y la deformamos ligeramente da lugar a una superficie curva. La diferencia entre plano y curvo es fácil de entender para un observador en tres dimensiones (nosotros) cuando se refiere a una superficie de dos dimensiones (la hoja de papel). Pero, esta diferencia, ¿estaría igual de clara para un observador que viviera en ese mundo de dos dimensiones? La respuesta es no. La curvatura de la superficie de dos dimensiones implica deformación en una dimensión extra (la tercera dimensión).

Nosotros vivimos en un mundo en tres dimensiones y nuestra observación está determinada por esas tres dimensiones. Decidir si nuestro mundo es plano o es curvo, de la misma manera en que lo hemos hecho para la hoja de papel, implicaría determinar si existe una deformación en una cuarta dimensión. Y, para ello, necesitaríamos recurrir a un observador que viviera en un mundo de cuatro dimensiones.

¿Cómo podemos resolver entonces el problema? No es tan difícil, en nuestro auxilio acude algo tan antiguo como la geometría de Euclides (Grecia, hacia el 300 a de C.). Uno de los postulados de la geometría de Euclides establece que, en un plano, dos rectas paralelas no llegan nunca a cortarse. Esto se cumplirá si la superficie es plana, pero no si es curva. Los habitantes de un mundo de dos dimensiones sólo tendrían que trazar rectas paralelas para determinar si ese mundo es plano o curvo.

Veamos un ejemplo. ¿Qué ocurre con la superficie de la Tierra? Si nos fijamos exclusivamente en su superficie lo podemos considerar un mundo en dos dimensiones y podríamos andar y andar sobre su superficie sin llegar a determinar si es curva o plana. Se podría poner la pega de que los barcos en la lejanía parecen desaparecer, pero estaríamos haciendo trampas y recurriendo a la tercera dimensión para resolver el problema. Sólo nos queda recurrir a la geometría de Euclides. Si trazamos dos paralelas sobre la superficie terrestre, tarde o temprano acabarán por cortarse en un punto. Es, por ejemplo, el caso de los meridianos. Son líneas paralelas que por efecto de la curvatura de la Tierra se cortan en los polos.

Volviendo al problema de la curvatura de nuestro Universo de tres dimensiones, puesto que no podemos escaparnos a una cuarta dimensión para observarlo desde fuera, sólo nos queda hacer experimentos para ver si cumple los postulados de la geometría euclídea. Podemos trazar paralelas y ver si llegan a cortarse, pero dado nuestro pequeño tamaño comparado con el del universo esto resulta muy complicado. Podemos enviar rayos de luz paralelos y observar si llegan a cortarse, pero esto también es complicado porque los rayos se desvían por los efectos gravitatorios de planetas estrellas, etc, lo que obligaría a descontar esos efectos locales. Sólo nos queda idear experimentos cada vez más ingeniosos que nos ayuden a determinar cuáles son las propiedades del Universo. Uno de ellos es el que han realizado los científicos del Proyecto Boomerang.

Más información sobre el Proyecto Boomerang en: www.physics.ucsb.edu/~boomerang




AQUELLOS PLANOS PARALELOS QUE HABITAN UN MISMO ESPACIO (EL UNIVERSO) DONDE TODOS COEXISTEN EN DISTINTAS FORMAS Y TRABAJAN SOBRE EL RESTO DE FUERZAS QUE EXISTEN CONSCIENTE O INCONSCIENTEMENTE.
EL PENSAMIENTO, CREADO POR LA VIDA EN EL CUERPO EN EL CEREBRO TIENE SU PROPIA DIMENSION, EXISTE Y SE MUEVE EN ELLA Y TRABAJA SOBRE EL RESTO DE FUERZAS A SU MANERA. SE CREA EN UN MEDIO MATERICO Y VIAJA EN UNA DIMENSION QUE NO TIENE LAS MISMAS CUALIDADES QUE QUE LA MATERIA.

Wednesday, March 08, 2006

FLATLAND

El país del planoCuento popular de la época victoriana[para abrir tu mente a los modelos multidimensionales]

En 'El Pais del Plano', los personajes son formas geométricas diversas que viven en un mundo exclusivamente bidimensional. Al comienzo de nuestra historia, el narrador, un Cuadrado de mediana edad, tiene un sueño inquietante en el cual visita un reino unidimensional, el Pais de la Línea, cuyos habitantes sólo pueden moverse de un punto a otro. Con creciente frustracion intenta explicar quien es él, una línea de líneas, proveniente de un país en el que se puede uno mover, no sólo de punto en punto, sino también de lado a lado. Los habitantes del Pais de la Linea, enfadados, están a punto de atacarle cuando se despierta sobresaltado.
Un poco más tarde, aquel mismo día, intenta ayudar en sus estudios a su nieto, un pequeño Hexágono. El nieto sugiere la posibilidad de una tarcera dimensión, un reino en el que habria arriba y abajo, además de un lado y otro. El Cuadrado tacha esta idea de estúpida e inimaginable. Aquella misma noche el Cuadrado tiene un encuentro extraordinario, decisivo para su vida: recibe la visita de un habitante del País del Espacio, el reino de las tres dmensiones.
Al principio, el Cuadrado se siente simplemente confundido por su visitante, un extraño círculo que parece cambiar de tamaño, e incluso desaparecer. El visitante se presenta a sí mismo como una Esfera. Parecia cambiar de tamaño y desaparecer, tan sólo porque estaba acercándose al Cuadrado en el espacio y descendiendo al mismo tiempo. Dándose cuenta de que sólo con argumentos no podría llegar a convencer al Cuadrado de la existencia de la tercera dimensión, la Esfera, exasperada, le introduce en una experiencia de profundidad.
El Cuadrado queda fuertemente conmocionado. Dice: 'Tenía una sensación confusa y mareante en la visión, era algo distinto que ver; veía una línea que no era una línea, y un espacio que no era espacio. Yo era y no era yo mismo al mismo tiempo. Cuando pude recobar la voz, lancé un grito de agonía: Esto es la locura o el infierno!'. 'No es ninguna de las dos cosas', replicó serenamente la voz de la Esfera. 'Es conocimiento; son las tres dmensiones. Abre tus ojos otra vez, y trata de mirar con tranquilidad'.
Tras haber tenido esa experiencia intuitiva de la tercera dimensión, el Cuadrado se convierte en su apóstol, intentando convencer a sus conciudadanos del País del Plano de que el Espacio es algo más que sólo una noción propia de los matemáticos. A causa de su insistencia, es finalmente encarcelado en beneficio publico. Cada año, en lo sucesivo, el sumo sacerdote del País del Plano, el Círculo Jefe, acude a tantearle para comprobar si ha recobrado su sano juicio, pero el Cuadrado continúa insistiendo testarudamente en que hay una tercera dimensión. No puede olvidarlo, aunque no es capaz de explicarlo.
Edwin Abbott